viernes, 16 de agosto de 2013

VELOCIDAD DE OBTURACIÓN



Dos ejemplos de los resultados que se pueden conseguir modificando la velocidad de obturación de nuestra cámara. La primera imagen la tome con una velocidad de obturación de 31s. a f2,8, la segunda imagen a f5,0 y una velocidad de 524s.
En ambos casos se muestra el cielo nocturno, con la diferencia de que en una fotografía las estrellas se muestran "quietas" tal como las ven nuestros ojos y en la siguiente se ha registrado su movimiento, tal como sucede, al rededor de la estrella Polar. 
La fotografía nocturna del cielo es un campo apasionante y que en esta época del año, con la climatología tan benigna, se convierte en una actividad al aire libre muy placentera al disfrutar del fresquito de la noche. Por otra parte el cielo estrellado, con sus constelaciones, estrellas, planetas y como en este día, la visión de la Vía Láctea, es el mayor espectáculo que podemos  encontrar a nuestro alcance de una forma verdaderamente fácil.