martes, 30 de julio de 2013

EL FLASH DE LA CÁMARA


En la actualidad casi todas las cámaras fotográficas que se encuentran en el mercado disponen de un pequeño flash integrado. La utilidad de este flash que da en entredicho en muchas ocasiones, bien por la creación de los denominados ojos rojos tan molestos en el retrato o por el poco alcance de su haz de luz. Lo cierto es que estos pequeños flashes tienen muchas limitaciones en ciertas modalidades fotográficas  pero van muy bien en otras y aunque un flash externo siempre dará mejores resultados, este pequeño flash puede salvar ciertas situaciones.
Cuando me encontré con esta planta de gordolobo en flor realice barias tomas de la planta en las que utilizando la luz disponible no tuve mayores dificultades. Fue cuando quise mostrar a la planta en el medio en que vive, incluyendo el monte Jabalcuz, a los pies del que se encontraba cuando surgieron algunas dificultades. El monte iluminado por el sol y la planta en la sombra ofrecían un gran contraste que la latitud de exposición de la cámara no era capaz de resolver. Por esto decidí, utilizar el flash integrado en la cámara como solución a la iluminación del primer termino de la imagen. Regular la potencia del flash es una opción parece  en la mayoría de las cámaras. Aquí con el flash en TTL ajuste el destello 1,7 EV por debajo de la medición que realice sobre la luz que reflejaba el monte, pero esta compensación se puede determinar realizando varias pruebas. Los pinos que aparecen en segundo plano quedan en sombra, como se puede comprobar, ya que la potencia no llega a alcanzar esa distancia.
Este es un ejemplo que muestra las ocasiones en las que  el flash integrado en las cámaras puede dar buenos resultados.

domingo, 21 de julio de 2013

RAICES


En la roca inerte, agarrado a una grieta de donde no se sabe saca su sustento, ha arraigado  este ramillete de florecillas blancas de cerastium(no he podido concretar la subespecie pero creo que es nevadense) 
Lo que me llamo la atención al instante, como la aparente fragilidad de esta pequeña planta es sólo eso, aparente. Ha tenido la suficiente capacidad para germinar su semilla en un medio hostil  a mas de 2500 metros de altitud donde la vida se hace dura para la mayoría de los seres vivos. Esto, junto al color rojizo de la roca de silice veteada de tonos azulados, poco frecuente el los paisajes calizos a los que estoy acostumbrado, fueron suficientes estímulos para acercarme a este tema. Intentar plasmar como la fortaleza es sólo una interpretación subjetiva. La vida se ira abriendo camino y poco a poco transformara el paisaje, ayudada por las inclemencias y el tiempo irán convirtiendo a la estéril roca en arena. 

jueves, 11 de julio de 2013

EL ALIMENTO




Los flamencos obtienen su alimento filtrando del barro del fondo de la laguna lo pequeños crustáceos y bichejos que allí viven. Para este menester utilizan su pico que esta compuesto de unas barbas parecidas a las que tienen las ballenas para filtrar el krill. El sistema es parecido, con la lengua expulsan el agua que sale fuera y en el pico queda atrapado el alimento.

viernes, 5 de julio de 2013

GARCILLA CANGREJERA










Esta garcilla se acerco hasta la orilla de la laguna en la que se encontraba mi escondite, poco a poco fue desarrollando su actividad cinegetica cada vez más próxima a mi y pude captar varias imagenes mientras cazaba pequeños anfibios e insectos. Cuando emprendió el vuelo di la sesión por terminada. Pero como siempre, en la fotografía de naturaleza, todo es impredecible, el ave acabo por posarse justo enfrente para comenzar a limpiar sus plumas. Lo que me dio la oportunidad de tomar estas imagenes que pongo aqui. Lo cierto es que me pareció que el ave estava posando para mi como si una modelo de pasarela se tratase, adoptando distinta posturas unas más divertidas y otras muy bellas.


martes, 2 de julio de 2013

LO PRIMERO DEL DÍA






Cuando el sol aún no a aparecido en el horizonte pero su resplandor ya lo ilumina todo, la laguna comienza su actividad, y cuando digo la laguna me refiero a la fauna que ha elegido este habitat para vivir.  Las aves, sobre todo, son las que crean más bullicio. Este flamenco dedica estos primeros momentos a acicalar su plumage retorciendo su cuello para llegar a todos los rincones. La pluma debe de estar en perfecto estado para poder cumplir su misión.

Desde un aguardo colocado el día anterior esperamos a que la luz nos proporcione la posibilidad de captar alguna imagen. Aunque estas que aquí muestro no son las más definidas de la serie que realice esa mañana, sí muestran ese momento tranquilo en el que el ave dedica unos instantes para el aseo, instantes, en los que hasta el agua inmóvil resulta un espejo en el que contemplarse.