lunes, 19 de marzo de 2012

GAVIOTA REIDORA
































La cabeza de color pardo achocolatada de la gaviota reidora (Larus ridibundus) delata la proximidad del buen tiempo ya que en invierno esta coloración desaparece para adoptar una tonalidad blanca con manchas negruzcas delante y detrás del ojo. Se puede encontrar a este ave en el interior siempre cerca de zonas húmedas, desagües, lagos, etc.
Su vuelo grácil pero rápido, hace complejo el encuadre y el enfoque, al fotografiarla, cuando el ave se encuentra relativamente cerca y usamos el teleobjetivo, las velocidades de obturación deben de ser rápidas si se quiere detener el  movimiento con definición.
Aquí use un objetivo de 300 mm a f5,6 y 400 ISO lo que me proporciono con la luz existente un velocidad de 1/4000 más que suficiente para detener el rápido movimiento de las gaviotas. 
La pergunta de como traerlas hasta nosotros es de fácil respuesta, cebándolas con pan, y a esperar... 


No hay comentarios: