jueves, 23 de febrero de 2012

UNA MIRADA DISTINTA


Habitualmente suelo pasar al lado de este árbol en mis paseos por la zona, así que lo he llegado a fotografiar en innumerables ocasiones, lloviendo, con niebla, nieve... muchas veces. Tiene una forma que me llama la atención. He contemplado multitud de formas en los almendros, son árboles que pueden crecer en sitios difíciles, por la ortografía o la climatología y por esta necesidad de adaptación son modelados a capricho de las circunstancias. Pero como digo, este me atrae de forma especial. La otra noche probé otro escenario distinto para fotografiarlo, el cielo estrellado. Iluminado con un destello de flash  se muestra en plena floración una etapa fugaz en la que, por decirlo de alguna forma la planta se viste de gala. La luz blanca de las estrellas y el blanco de las flores, dos explosiones, que aunque distintas forman parte del mismo universo.  
Objetivo 12-24mm f 5,6 vel. 609s. ISO 400 disparo del flash en manual 1/1 desde aproximadamente 10m.

No hay comentarios: