domingo, 23 de octubre de 2011

ESTACIONES






Inmóviles, callados, indiferentes. Esto es lo que en un principio puede parecer que les sucede a los árboles. Sin embargo, excepto en la inmovilidad, los árboles  transmiten, se comunican de un forma  sutil, como es en el caso de los cambios estacionales. Este otoño he aprovechado algunos momentos para pasear, cámara en mano, por zonas arboladas y he tomado algunas imágenes. esta selección muestra  vistas generales, retratos de ejemplare y detalles de ramas y hojas.
Un paseo por el bosque con el espíritu abierto nos da a conocer sensaciones inolvidables y desconocidas a la vez que enriquecedoras. 


No hay comentarios: