domingo, 14 de agosto de 2011

TODO UN PROCESO



A menudo las personas que contemplan una fotografía ignoran el trabajo que se llega a desarrollar para que esa imagen llegue a ser contemplada por otras personas. Desde la aparición de la idea en la mente, hasta que la cámara dispara el obturador y se consigue la imagen que se perseguía, más el trabajo de la difusión en cualquier medio, el proceso en ocasiones llega a ser largo, complicado y puede llegar a dilatarse en el tiempo, años. Localizaciones, viajes, planificaciones, investigación... Sobre todo en la fotografía de fauna en los que los ciclos vitales se completan con las estaciones o en periodos anuales y el trabajo inconcluso hay que dejarlo para la próxima temporada. 
Esta imagen capturada con mi móvil muestra mis preparativos para acechar  a  unos buitres, en una mañana que no conseguí ninguna imagen de provecho tras cinco horas de aguardar a que algo sucediese, a lo que hay que sumar dos horas de marcha por el monte con el material a cuestas. 

No hay comentarios: