domingo, 7 de agosto de 2011

MILES DE ESPINAS


Aunque mi experiencia con las plantas de cardo no han sido en general muy gratificantes, por las veces que me he clavado sus espinas, y siempre trato de darles de lado, hoy la luz del atardecer y el porte de la planta me han hecho ver a esta de una forma distinta. Me agache al suelo para dejarla aislada del entorno y recortarla contra el cielo utilizando un zoom 70-200mm. 
Vel. 1/200 s, f5.6. Distancia focal 135mm, ISO 400 Medición promedio central ponderado.

No hay comentarios: