miércoles, 21 de enero de 2009

CARA A CARA


Hay veces que con contar una experiencia no es suficiente, hay que estar ahí, percibirla, sentirla, para saber de que se trata. Los buitres por su forma de alimentarse no gozan de muchos seguidores. Sin embargo son unas aves con un comportamiento extraordinario y una vez que las conoces no dejan de sorprenderte.
Posado a unos metros de mí escondite, este ejemplar no me descubrió hasta que el obturador de la cámara delato mi presencia. Con el zoom de mi objetivo a la máxima distancia focal tan solo la cabeza entraba en el encuadre. Aquí queda la imagen, perpetuada en el tiempo, para el recuerdo de la experiencia…una mirada cara a cara.

Vel. 1/640, f/5.6, ISO 400, 70-200, 2,8.

No hay comentarios: