lunes, 22 de diciembre de 2008

LOBOS







El lobo ibérico (Canis lupus signatus) Temido, odiado, admirado, perseguido sin descanso. Tanto ha sido el rencor del hombre a su competidor natural más próximo que le ha llevado hasta la extinción en la mayoría de sus zonas naturales de distribución.
El fotógrafo interesado en este animal tendrá que dirigirse a espacios en los que el cánido vive en régimen de semilibertad. En estos lugares el acceso a ellos es más rápido y cómodo que si le buscamos en alguno de los pocos reductos en los que aun se pude hallar su rastro.
El principal inconveniente, si decidimos trabajar con animales cautivos, es que estos en mayor o menor medida se encuentran en sitios cerrados, las vallas metálicas entraran en el encuadre al menor descuido. Evitando signos que muestren este encierro, nuestras imágenes se acercaran lo más posible a las conseguidas en el medio natural.
Nikon D300, 70-200, 2,8. f8, 1/500.



No hay comentarios: