sábado, 15 de noviembre de 2008

CIERVO RAMONEANDO


Pasada la berrea la tranquilidad vuelve a los montes. Los ciervos (cervus elaphus) se dedican a alimentarse. Este ejemplar ha puesto la mira en las ramas de esta encina sin apreciar la presencia del fotógrafo. A veces el coche puede ser el escondite ideal ya que los animales no recelan demasiado de el.
Nikon D300, 70-200 2,8 , vel.1/500, f.4, ISO 400.

1 comentario:

Antonio F. Cano dijo...

Enhorabuena por estas pedazo de capturas.