martes, 25 de noviembre de 2008

ÁRBOL


Las luces de otoño son esplendidas, los atardeceres muestran una luz que hechiza a los fotógrafos. Si se esta dispuesto a aguantar hasta ultima hora en la sierra se pueden tener numerosas alegrías.
Cámara Nikon D300, 70-200 2,8, f/5,6, vel. 1/80, ISO 400. Exposición con medición a las luces

1 comentario:

Kinush dijo...

Mi más sincera enhorabuena por tu obra fotográfica…..deja sin palabras tanta belleza!!
Un saludo muy cordial y que en el 2009 sigas deleitándonos con estas maravillosas obras de arte.