viernes, 16 de agosto de 2019

NECRÓPOLIS DE LA BELEÑA

   Puntuales a su cita, el 1 de Julio, un equipo de excavación, arqueólogos y peones se encuentran en el yacimiento de la Beleña, Cabra, retirando la tierra, plásticos y maderas que lo protegían, desde la campaña anterior, de las inclemencias meteorológicas y de curiosos, con mejores o peores intenciones.


 
    Esta campaña de 2019 va a tener una duración de un mes, se va a excavar la ultima tumba neolítica que queda, después de la ultima campaña, en esta necrópolis. 





    Situada en el limite entre el sistema subbetico y  la campiña, esta necropolis fue tallada en una veta de tosca, entre el 3400 y 2900 a.c., para realizar enterramientos colectivos. Se utilizo para tal fin la veta de  roca más pura para la construcción por ser más compacta y así más resistente. Este material es relativamente blando para su excavación, por lo que fue la elección idónea para realizar la construcción con los útiles de la época realizados en hueso y piedra.
   
  
 
    La tumba nº 5, la ultima por excavar y mayor tamaño, tiene un diámetro interior de unos 3 metros y techo abovedado. La puerta de entrada esta tallada en lo que parece roca caliza. Su forma recuerda a las numerosas entradas realizadas en enterramientos dolménicos.
         


    El descubrimiento del yacimiento fue casual y se hallo cuando la rueda de un tractor, que laboreaba en la zona, se hundió en el terreno y dejo a la vista la cavidad del enterramiento.


  
   Un amplio equipo de arqueólogos trabaja a pie de campo en el yacimiento y simultáneamente en el laboratorio situado a no más de un kilometro en las instalaciones del centro de investigaciones agrarias IFAPA.

   Gracias a la financiación del Ayuntamiento de Cabra este equipo dará luz a las perdidas costumbres de nuestros antepasados que an permanecido ocultas, bajo tierra durante miles de años.


    El yacimiento ha proporcionado gran cantidad de material lítico de muy buena calidad, que no estaba destinado para su uso en en el ámbito cotidiano si no como ajuar fúnebre. también cerámicas y piezas de marfil africano. Estas piezas prueban que el comercio, con los excedentes que producían en esta época ,era un realidad.


  No se conocen los motivos que llevaron a clausurar esta necrópolis, pero en un determinado momento las tumbas fueron selladas por sus autores y los restos humanos cubiertos con rocas y barro. 


    El trabajo de campo es la primera etapa de la investigación. El yacimiento se excava con total rigor científico. Los hallazgos son numerados, catalogados y preservados para su estudio. Mientras se esperan los resultados de las pruebas de ADN, los restauradores limpian y reconstruyen, vasijas , cuchillos, puntas de flecha y restos humanos que han ido apareciendo en las distintas jornadas.

    
Mientras me alejo de la zona vuelvo la mirada hacia el yacimiento, que cubierto con toldos a modo de sombraje, se distingue desde lejos. Numerosas preguntas asaltan la mente, algunas nunca serán contestadas. ¿ Cuantos lugares como este permanecerán aún ocultos esperando ser descubiertos algún día?


lunes, 19 de diciembre de 2016

martes, 13 de diciembre de 2016

domingo, 27 de noviembre de 2016

jueves, 24 de noviembre de 2016

miércoles, 23 de noviembre de 2016

martes, 22 de noviembre de 2016

domingo, 20 de noviembre de 2016

viernes, 18 de noviembre de 2016

domingo, 13 de noviembre de 2016

domingo, 30 de octubre de 2016

sábado, 22 de octubre de 2016

jueves, 20 de octubre de 2016

miércoles, 12 de octubre de 2016

domingo, 2 de octubre de 2016